Conclusiones y propuestas del foro El futuro de la Integración Regional

CONCLUSIONES

 

Coyuntura económica:

Impacto de la crisis global sobre la región y los procesos de integración. Los desequilibrios de las relaciones comerciales, económicas y financieras intra y extra-regionales.

 

  • El escenario internacional ha venido cambiando muy rápidamente en el último período, y ésto influye fuertemente en la región.
  • Se observan mayores tensiones y disputas geopolíticas en las relaciones entre países centrales (EE.UU,  China, Europa) que inciden con fuerza en nuestros países..
  • En el último periodo el limitado dinamismo de la economía mundial – que sigue sufriendo las secuelas de la crisis 2007/08-  golpea particularmente  a América Latina  con el empeoramiento de las balanzas de pago, saltos cambiarios  y mayores desequilibrios en las relaciones intra y extra-regionales y la actividad económica en general
  • Al empeoramiento del cuadro económico- comercial- financiero se suma en paralelo un regresivo cuadro político en la región, con gobiernos que asumen una agenda neoliberal de ajustes económicos antisociales y recesivos, el aperturismo dogmático intentando avanzar rápidamente  hacia tratados de libre comercio asimétricos con países centrales  y una  mayor exposición a movimientos especulativos y fugas de capitales para ahondar el endeudamiento público sin correlato  de inversiones productivas y/o infraestructura , lo que conlleva  a ahondar aún más los desequilibrios internos y externos.
  • El desprecio por la integración regional se ha evidenciado institucionalmente en forma notoria en el Mercosur, al inhibirse su funcionamiento unitario y marginarse en forma ilegal contra sus fundamentos constitutivos y  normativos, la presidencia “pro-tempore” y  la participación plena  de la República Bolivariana de Venezuela.
  • Por una visión limitada por las condiciones económicas y financieras circunstanciales favorables en la  década que va  hasta el 2011/2012, positivos avances políticos y sociales  por parte de gobiernos con apoyo popular y  posiciones antineoliberales, no se correspondieron con cambios estructurales de las matrices productivas y los lazos de complementación económica y financiera regional. Es un déficit que debe ser claramente reconocido.
  • Un Foro como el puesto en marcha no debe aspirar solo a denunciar e interpelar los retrocesos evidentes en la integración regional, sino que debe ser contributivo a la elaboración y propuestas alternativas concretas y realistas y no solo declamativas. Es una disputa política, cultural y técnica-instrumental   Debe  por ello indefectiblemente  retomarse el debate sobre el modelo de desarrollo para América Latina.

 

Integración con la economía mundial.

China, EE.UU., Unión Europea, Alianza del Pacífico, Negociaciones internacionales. Tratados de Libre Comercio, Estrategias alternativas.

 

  • Debe partirse del reconocimiento que el proceso de integración latinoamericana a la economía mundial ya estaba en crisis antes de los últimos cambios (Trump, Temer, Macri) y que no fuimos capaces de anticipar sus motivos, dinámicas y alternativas.
  • Necesitamos un diagnóstico común sobre las causas que inhibieron el proceso del Mercosur en el período 2004/2014, es decir antes que la crisis internacional comenzara a tener efectos negativos más fuertes en la región.
  • Sin duda, existen causas y presiones exógenas significativas, incluidas no solo las economías y financieras sino también las políticas, pero ello no debe excluir la necesidad de priorizar también un  análisis crítico y sincero sobre la evolución observada que avance en una interpretación común que permita reconocer problemas, debilidades y falencias que deben ser asumidos, y generar programas y propuestas alternativas consistentes.
  • Entre los temas que deben ser sincerados se encuentran:
  1. a) los problemas del libre comercio acelerado y desequilibrado entre economías con tamaños, grados de desarrollo y niveles de productividad distintos;
  2. b) la actitud y posiciones de países grandes en relación a los países chicos y la persistencia de conflictos ( por ejemplo, Argentina y Uruguay) ,
  3. c) actitud y posiciones de sectores públicos y privados,
  4. d) la mayor extranjerización de las economías y la desarticulación del rol del Estado y las burguesías nacionales como participantes económicos activos clave.
  • Debemos plantearnos e intentar responder la pregunta elemental: ¿para qué sirve hoy la integración regional? y reconocer lo mucho que es posible y necesaria. Sumar al reconocimiento de condiciones objetivas, la claridad y el apoyo político amplio  para una complementación  que atienda en los desafíos de un desarrollo con una agenda económica y social  común progresista, armónica,  complementaria y no dependiente exclusivamente de los ciclos y condiciones extrarregionales.
  • Se necesita:
  1. i) analizar, debatir y proponer en común un posicionamiento económico, comercial y financiero común realista, consistente y sustentable ante el ahondamiento de la crisis priorizar recesiva un panorama mundial más complejo  y en contraposición a  una  nueva ola neoliberal regresiva ;
  2. ii) contar con una visión geopolítica común independiente no basada en intereses particulares, ilusiones, preconceptos o dogmatismos, que no solo rechace la intención de firma inmediata de TLCs en forma no transparente y ,bajo una lógica globalizadora descompensada, que inhibe la imprescindible diversificación de la matriz productiva ;

iii )establecer mecanismos activos para evitar mayores descompensaciones regionales de las cuentas externas:

  1. iv) evitar la generalización de devaluaciones competitivas, coordinar mecanismos para cuidar y direccionar el ahorro regional y evitar la fuga de capitales, diferenciar y privilegiar el tratamiento de las relaciones intrarregionales ante tendencias proteccionistas crecientes;
  2. iv) estudiar y proponer una estrategia unificada de negociación de acuerdos comerciales, rechazando presiones para que se realicen en forma individual y, por lo tanto, en condiciones de negociación más desventajosas.
  • Debe destacarse la enorme labor y movilización unitaria que han llevado y llevan adelante movimientos políticos y  sociales para esclarecer las consecuencias de negociaciones internacionales negativas para las economías y la sociedad, significativamente llevadas adelante en forma reservada pese a su trascendencia estructural.

 

Integración Productiva

Entre la aspiración y la realidad. Matrices globalizadas o políticas activas, complementación productiva e industrial sectoriales; crisis energética, soberanía alimentaria.

 

  • Si bien ha sido permanentemente enunciado como un objetivo central es preciso reconocer que la integración productiva no ha avanzado concretamente  de acuerdo a las necesidades y   potencialidades de complementación regional.
  • En la identificación de la integración productiva se ha confundido el desarrollo de “cadenas de valor” horizontales y verticales en mercados abiertos y desregulados para empresas multinacionales -que observan y flexibilizan sus actividades de acuerdo a ventajas circunstanciales de costos y localización dentro de complejos altamente globalizados- respecto a una integración productiva que requiere objetivos  puntuales, políticas activas y planificación estratégica sectoriales, en el marco de una visión básica compartida.
  • La integración productiva requiere de políticas públicas activas complementarias entre las economías con un horizonte de largo plazo en temas centrales tales como: producción y actividades de sectores estratégicos, educación, investigación y desarrollo, política industrial, d aranceles del comercio exterior, coordinación cambiaría y tributaria, compras públicas. financiamiento para el desarrollo, inversión extranjera, mejoramiento de la productividad, entre otros.
  • Las políticas que tratan de imponer gobiernos neoliberales de ajustes fiscales recesivos, mayor apertura externa y mayor privatización/extranjerización de las actividades económicas profundizan la crisis y los desequilibrios estructurales.
  • Es imprescindible postular la  recuperación de la demanda interna y regional y una inserción internacional  más armónica y diversificada  para revertir el proceso de concentración del ingreso.
  • Es preciso impulsar una más amplia diversificación de las matrices productivas y económicas en general (incluyendo los servicios) para garantizar un desarrollo económico , social y ambiental armónico.
  • Debe analizarse en forma paralela el crecimiento de la  productividad, la garantía  empleos y el mejoramiento de las  condiciones de trabajo y de vida de la población.

 

 

Integración Financiera:

Restricciones externas y la necesidad de afrontar los requerimientos de desarrollo económico y social. Flujos de capitales, desequilibrios cambiarios, intercambio con monedas locales, convenio de pagos recíprocos.

 

  • Debe ponerse atención central en tres problemas modales crecientes: i) por el aumento de los déficit de las balanzas de pago, ii) la financiarización de las economías y la ausencia de limitaciones adecuadas a la apropiación de rentas financieras, agropecuarias y extractivas han obstaculizado seriamente el proceso de integración financiera, iii) por la alta exposición a movimientos especulativos y fugas de capitales,
  • Se entiende que la problemática financiera  se profundiza por : a) el crecimiento de la  concentración de excedentes e ingresos;  b) la “captura de controles” por parte del propio sector financiero, c) la permisividad en los movimientos que ha dado lugar a la multiplicación de la especulación y la fuga de capitales.
  • Se afirma que es preciso analizar experiencias vividas respecto de la inadecuación de las estructuras burocráticas estatales a las líneas trazadas por los gobiernos democráticos para poner el sistema financiera acorde a las necesidades y prioridades públicas y privadas.
  • Se señala la importancia y la actualidad de dimensionar el estudio y la ponderación de la necesidad de mecanismos de complementación financiera y  de salvaguarda ante el  impacto del ciclo de inestabilidad monetaria y financiera que está atravesando la región. (por ejemplo,   Banco del Sur, intercambios con monedas locales, regulaciones de la cuenta capital, fondos y mecanismos de complementación de reservas).
  • Se propone la creación de dos consejos u organismos. Uno referido al seguimiento y la formulación de recomendaciones y orientaciones dirigidas al logro de la estabilidad monetaria y financiera. Otro, dedicado a promover el desarrollo a largo plazo, de forma de canalizar los excedentes de ahorro en la inversión productiva y social.
  • Se plantea la necesidad de poner en marcha una escuela de formación de cuadros especializados en la administración financiera que respondan en forma independiente a la defensa del interés público
  • Se expresaron duras críticas a los TLC (que incluyen cláusulas de mayor liberalización financiera) y a los tratados de protección de inversiones, afirmándose que su implementación devendría en la pérdida de soberanía, por la ampliación de la inestabilidad y la mayor dependencia
  • Se hizo referencia a la negativa experiencia de Europa a partir del Tratado de Maastricht desde 1992, cuyo sesgo liberalizador y de favorecer los intereses del sector financiero en lugar de los de  la integración, coadyuvó a ahondar desequilibrios y, por ende, a una mayor  desintegración.
  • Se puso especial relieve del agotamiento de las instituciones de Bretton Woods, evidenciada en la crisis 2007/2008 y en particular -en nuestra región- por  las muy negativas experiencias recurrentes de  políticas y recetas del FMI y el Banco Mundial.
  • Se reivindicó la necesidad de controles a los flujos de capitales y de la puesta en marcha de mecanismos permanentes de auditoría ciudadana de la deuda
  • Se ponderó particularmente la necesidad de un mayor diálogo e intercambio entre los espacios políticos y los ámbitos académicos pro-integración, una mayor discusión en relación a los distintos paradigmas de desarrollo y su significado, como la necesidad de la democratización real del debate sobre los acuerdos, alianzas, convenios que se propongan negociar/celebrar.

 

Dimensión social de la integración

Derechos laborales y sociales, políticas sanitarias, educativas, de vivienda. Migraciones y la ciudadanía latinoamericana. Participación social en la integración

 

  • La cartografía de la participación social se ha vuelto más densa, compleja y fragmentada, y,

paralelamente, desconocida para la mayor parte de la ciudadanía de la región. Si el derecho de participación social es obstaculizado de facto o manipulado, se niega la ciudadanía y se socava la legitimidad democrática del Mercosur

  • Se constató la ausencia de estudios rigurosos, con una amplia perspectiva histórica, que

den cuenta de la trayectoria social compartida por nuestros países. , Ello puede contribuir a la construcción colectiva imprescindible  de una conceptualización original y anclada en la realidad denuestra región, así como con la elaboración de propuestas para ampliar y profundizar la participación en un contexto de grandes cambios que  requiere  la intensa  reflexión y participación social

  • Se alerta que hoy se busca convertir al Mercosur en un esquema de integración “flexibilizado”, estructurado en torno al libre comercio. Se pretende el desmantelamiento de los mecanismos que en la última década buscaron promover la participación popular, y  la inclusión social, e incluso apunta a desarticular compromisos establecidos por el

Tratado de Asunción que dio origen al bloque, como la perforación del  arancel externo común o la política comercial común.

  • Gracias a la participación activa de los movimientos sociales y sindicales se logró avanzar en el Mercosur, en logros trascendentes como el Acuerdo Multilateral de Seguridad Laboral y la creación del Instituto Social. Hoy se hace necesario no abandonar ninguno de los espacios.
  • Es necesaria la participación más activa de la academia y las universidades en los procesos de integración y en la elaboración y debate teórico de las distintas formas de integración no solo comercial, sino cultural, social, ciudadana. Hoy el modelo de integración que se quiere imponer pone en riesgo nuestras formas de democracia.
  • Se destacó la importancia de los actores sociales en la construcción de la agenda de la integración, acompañando los procesos de formación y articulación, tejiendo alianzas pero sin desnaturalizar su representatividad, con nuevas formas de organización, actuando como sujetos de transformación.
  • La integración aparece para la gente cuando toca la cotidianeidad. El ciudadano común no ha percibido al Mercosur como ventaja, y no hay una captación de la realidad de los procesos, que no pueden ser inmediatistas sino de largo plazo. No ha habido apropiación ciudadana de la integración ni se ha avanzado en la construcción de ciudadanía mercosureña: se insiste en la libre circulación de mercaderías, pero no de los ciudadanos.
  • No hay información ni desde los organismos ni desde los movimientos hacia la ciudadanía. Se hace imprescindible multiplicar la información dentro de las organizaciones sociales y sindicales y estar atentos a la invisibilización de los procesos de lucha.
  • El problema radica en cómo estimular la participación social en el rediseño del modelo de integración, para que los gobiernos no digiten esa participación popular. No se puede borrar el pasado, no se puede borrar la institucionalidad, sin reinventarla, transformando los espacios –más democráticos- para garantizar la participación social en la construcción de la integración, a través de una estrategia y agenda comunes.
  • Coincidencia en la alianza indispensable en los social, donde sindicatos, estudiantes, movimientos sociales, cooperativas, pequeñas y medianas empresas, con lo político, pero no supeditado a las necesidades de los políticos, para la definición de un programa estratégico que logre la construcción de espacios de integración en la diversidad.
  • Se debatieron errores en la canalización de la participación y en la utilización de esos espacios con intereses politicos puntuales y se señaló como necesaria la articulación del bloque social y politico con agenda propia, que se transforme en una apuesta superadora de la burocratización, con un entramado que supere lo reivindicativo. Incorporar a los estudiantes, a sus organizaciones regionales, a las universidades, en la construcción de itinerarios.
  • En esta etapa de crisis, no se debe perder la capacidad de acción de los movimientos populares. Y si desmantelan, copan con ONGs o invisibilizan, los espacios de participación, hay que pensar en la organización de contra-cumbres sociales, paralelas a las de los mandatarios.
  • Ante las amenazas de toda índole que padecen los migrantes hace falta por parte de nuestros gobiernos una actitud enérgica en la defensa de los derechos humanos, superando la actual postura de indiferencia ante las deportaciones, tensión racial, incertidumbre económica y riesgo de daños a la integridad física y emocional de los migrantes.
  • La acción de gobiernos y movimientos sociales es urgente, de cara a los renovados bríos cobrados por el racismo y la xenofobia, no solo entre los ciudadanos estadounidenses a partir de la campaña y el triunfo en la elección presidencial de Donald Trump, sino también en varios países latinoamericanos.

 

Relatores:

Luis Vignolo, Director General de la Fundación Vivian Trías,
María Cristina Ruiz del Ferrié, Universidad de Buenos Aires, FLACSO,
Raúl Dellatorre, Periodista  y economista

Guillermo Wierzba, Comisión de Economía de Carta Abierta.

 

FUNDACION PARA LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA (FILA)

Aram Aharonian, Presidente/ Jorge Marchini, Vicepresidente

Plaza Independencia  848, Entrepiso, Palacio Salvo, Montevideo, Uruguay

Bartolomé Mitre 1895, 2°D, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Correo electrónico: forointegracion16@gmail.com/  www.integracion.info

PROPUESTAS ACORDADAS..

Los participantes del Foro sobre el Futuro de la Integración Regional reunido en Montevideo, Uruguay, el 16 de noviembre de 2016,definieron el compromiso para trabajar en forma conjunta las siguientes propuestas, y apoyaron el propósito de los organizadores de llevar adelante un nuevo Foro abierto  presencial en Buenos Aires (Argentina ) o Foz do Iguazú (Brasil) en los primeros meses de 2017, para evaluar avances de las iniciativas y propuestas.

  • Elaborar un diagnóstico común sobre las causas que inhibieron el proceso del Mercosur en el período 2004/2014, es decir antes que la crisis internacional comenzara a tener efectos negativos más fuertes en la región
  • Analizar, debatir un posicionamiento económico, comercial y financiero común  realista, consistente y sustentable de América Latina  ante el ahondamiento de la crisis y contar con una visión geopolítica común independiente no basada en intereses  particulares, ilusiones, preconceptos o dogmatismos,
  • Reconocer que la integración  productiva no ha avanzado concretamente.
  • Llevar  adelante iniciativas y estudios/propuestas  para dar impulso a una más amplia diversificación de las matrices productivas y económicas (incluyendo la de los servicios) para garantizar un desarrollo económico. social y ambiental armónico, de acuerdo a las necesidades y  potencialidades de la complementación regional.
  • Establecer instancias de estudio y análisis, y proponer  mecanismos de complementación financiera y de salvaguarda ante el impacto del ciclo de inestabilidad monetaria y financiera que está atravesando la región. (por ejemplo, Banco del Sur, intercambios con monedas locales, regulaciones de la cuenta capital, fondos y mecanismos de complementación de reservas).
  • Proponer a organizaciones políticas, sociales y académicas la creación de dos consejos: uno referido al seguimiento y la formulación de recomendaciones y orientaciones dirigidas al logro de la estabilidad monetaria y financiera; y otro, dedicado a promover el desarrollo a largo plazo, de forma de canalizar los excedentes de ahorro en la inversión productiva y social.
  • Impulsar la puesta en marcha de una escuela de formación de cuadros especializados en la administración financiera  que respondan en forma independiente a la defensa del interés público.
  • Llevar adelante la recopilación de trabajos, análisis y documentos que den cuenta de la trayectoria social compartida, que contribuyan a la construcción de una conceptualización anclada en la realidad y que sirva para ampliar y profundizar la participación social en los procesos de integración regional.

Montevideo, 16 de noviembre de 2016.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*