La nueva entrega de Yacyretá y la lucha por la soberanía

 Cecilia Vuyk|

El gobierno paraguayo, a días de haber asumido las nuevas autoridades legislativas y pocos días de asumir las ejecutivas, aprobó las Notas Reversales que revisan el Anexo C del Tratado de Yacyretá, concretando una nueva entrega de la soberanía paraguaya, como gobiernos del mismo signo político y basados en los mismos intereses latifundistas y financieros vienen haciendo desde la Guerra Grande (1865-8170), pasando por la dictadura cívico-militar stronista (1954-1989) hasta nuestros días.

Esta semana, miles de paraguayas y paraguayos se concentraron en Asunción y cabeceras departamentales a partir de la convocatorio de centros de estudiantes universitarios a repudiar la corrupción y la entrega de Yacyretá. La fuerza de la movilización del pueblo paraguayo es la única garantía de freno a este entreguismo, y de recuperación de la soberanía y la independencia para el desarrollo nacional.yacyreta_no_se_entrega.jpg

El 27 de marzo de 2014 se cumplieron 40 años de la entrada en vigor del Tratado de Yacyretá, y con ello, se abrió la revisión de su Anexo C que establece las bases financieras y de prestación de los servicios de electricidad, que culminó en la firma del Acuerdo conocido como Marci-Cartes.

El gobierno paraguayo y el argentino, encabezados por Horacio Cartes y Mauricio Macri, firmaron el 4 de mayo de 2017 el Acta de Entendimientoi que cerró 3 años de negociaciones. El contenido del acuerdo fue dado a conocer a la ciudadanía recién a la firma de este, abriendo una intensa lucha que en la actualidad ha cobrado fuerza y se ha instalado como causa nacional, en tanto este acuerdo mantiene, con ajustes aún más beneficiosos a la burguesía argentina e internacional, el mismo esquema de dominación y dependencia paraguaya de Argentina y el capital financiero en Yacyretá.

El Acta de Entendimiento fue aprobada por el Senado saliente en su última sesión de junio de este año, sin debates ni argumentaciones más que la lograda mayoría con votos del oficialista Partido Colorado -Asociación Nacional Republicana- y el sector alineado al Partido Colorado del Partido Liberal Radical Auténtico. El pasado jueves 01 de agosto, la Cámara de Diputados, cuyos nuevos integrantes asumieron el 1 de julio, aprobó asimismo las Notas Reversales que validan el Acuerdo, generando un amplio rechazo en el pueblo paraguayo. Representantes del ejecutivo del gobierno que asumirá el 15 de agosto -como el futuro presidente de la ANDE, Ing. Pedro Ferreira, y el futuro Ministro de Hacienda, Benigno López- salieron a argumentar a favor de este acuerdo que entrega nuevamente la soberanía paraguaya.

Qué establecen las Notas Reversales del acuerdo Cartes-Macri

Las Notas Reversales establecen tres principales puntos lesivos a los intereses paraguayos.

El primero es el reconocimiento de la deuda de la entidad binacional por valor de 4.084 millones de dólares. El gobierno planteaba que la deuda era de 17.000 millones de dólares, y que logró bajarla. Sin embargo, la deuda en la actualidad debería ser cero, y la misma se mantiene elevada únicamente a causa de la corrupción imperante en la entidad. A la fecha, y bajo la fachada de la binacionalidad como pretexto, no se ha realizado ni una sola auditoría a la deuda, siendo ésta, en consecuencia, una deuda considerada espuria e ilegal. La deuda será pagada a lo largo de 30 años, en partes iguales (50% Argentina y 50% Paraguay), pese a que Paraguay únicamente utilizó 5,8% de la energía total.

El segundo elemento es la posposición del pago de la indemnización por territorio inundado al Paraguay. Para la construcción de la represa de Yacyreta se inundó una parte de territorio de ambos países, siendo 80% del territorio inundado paraguayo, y 20% argentino. Se contemplaba un pago en carácter de compensación, el cual sigue siendo adeudado desde 1994. Lejos de plantear el pago adeudado por la entidad al Estado paraguayo en razón de la compensación no cobrada a la fecha, Cartes-Macri acordaron iniciar este pago recién en el 2023.

El tercer y clave elemento es el mantenimiento de la cesión de energía, es decir, de la imposibilidad del Paraguay de disponer libremente de la parte de su energía que no consuma. De 1994 a 2014 la hidroeléctrica generó un total de 277.147.769 MWh, de los cuales 94,2% fueron utilizados por Argentina: el total del 50% correspondiente a la misma, y 44,2% del 50% correspondiente a Paraguay, que fue entregado en concepto de cesión de energía. Con el Acta, la energía no utilizada por Paraguay debe seguir siendo obligatoriamente cedida a Argentina a un monto irrisorio, que pasó de 8,7 USD/MWh a 10,457 USD/MWh, mientras los precios de mercado en la región rondan 120 a 150 USD/MWh.

La lucha por la soberanía: para adelante Resultado de imagen para yacyretá

A la par de ser una nueva entrega de la burguesía paraguaya a la Argentina y, a través de ésta a los capitales internacionales acreedores de la deuda de Yacyreta y beneficiarios de la energía paraguaya cedida, la aprobación de las Notas Reversales marca asimismo un nefasto antecedente para la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, prevista para el 2023, estableciendo como línea del actual gobierno continuar con la dependencia y el atraso basados en la entrega de nuestros recursos naturales a los países vecinos y endeudándonos para subsidiar el lucro del capital financiero. No podría ser de otra forma, viniendo de un gobierno producto de la dictadura cívico-militar stronista y del golpe de Estado del 2012, aliado al capital extranjero y que busca mantener sus privilegios basados.

Este hecho, así como la proyección de Itaipú, colocan elementos claves de la lucha por la soberanía en la agenda: el precio justo y la libre disponibilidad de nuestra energía producida en Yacyreta e Itaipú, el cese del pago de las deudas ilegales y la auditoría de las mismas, y la nulidad de ambos Tratados, Itaipu y Yacyreta, Tratado antinacionales que han causado importantes perjuicios al pueblo paraguayo y que son plausibles de ser anulados acorde al Convenio de Viena.

La garantía de la recuperación de nuestra soberanía se encuentra en la unidad y movilización de todo el pueblo paraguayo. La movilización de este lunes, así como las posiciones emitidas por los diversos gremios y organizaciones, marcan este camino. Con fuerza, vamos para adelante, por la soberanía y el desarrollo nacional independiente.

*Militante social y política, docente, politóloga e investigadora social asociada al centro de educación e investigación Cultura y Participación para el cambio social (www.cyp.org.py).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*