JOSÉ MIGUEL MONZÓN||Los mercados celebraron con sus habituales gestos, subida de la bolsa y bajada de la prima de riesgo, el anuncio de la marcha de Berlusconi. En este caso parece que coinciden con el sentir de una gran parte de la ciudadanía europea, pero no les vimos reaccionar cuando fue elegido por los italianos.